Chimecal - Instalación y mantenimiento de chimeneas - Blog - Accesorios para chimenea - Portada

Con la llegada del frío son muchas las personas que comienzan a utilizar sus chimeneas, que además de aportar calor a la casa también dan un toque elegante y sofisticado a la estancia donde estén ubicadas.

La chimenea ha sido y seguirá siendo uno de los métodos más populares de calefacción en los hogares de todo el mundo.

Instalar la chimenea y todos sus componentes no es suficiente, hay que tener en cuenta también los accesorios necesarios para un correcto funcionamiento de este sistema de calefacción.

En este post de hoy te vamos a contar cuáles son estos accesorios y para qué sirve cada uno.

Los 4 accesorios más comunes

Aunque hay numerosos accesorios para las chimeneas, de distintos colores y con diferentes diseños y materiales, vamos a mencionar las más comunes e imprescindibles para todo tipo de chimeneas.

Cada uno de los diferentes accesorios está creado para llevar a cabo una función específica, empecemos.

Tenazas o pinzas

Este accesorio es imprescindible ya que con este utensilio movemos la leña una vez está encendida y golpeamos los troncos para aportarles más aire. Si queremos cambiar los troncos de sitio o alguno de ellos se cae una vez el fuego está encendido, utilizaremos las tenazas. También nos permite incorporar nuevos troncos de leña cuando la chimenea está encendida.

Pala y escobilla

Ambos accesorios son muy útiles ya que sirven para limpiar y recoger las cenizas que quedan cuando el fuego se ha apagado o que han sido movidas por el aire.

Fuelle

Se utiliza para avivar el fuego en el caso de que se esté consumiendo o apagando. Ayuda a que el aire salga y entre en el lugar concreto que nosotros queramos permitiendo controlar las llamas de la hoguera.

Existen muchas variedades de fuelles, fabricados con distintos materiales llegando a ser incluso un objeto de decoración.

Atizador

Su utilidad principal es la de mover las brasas y la leña del fuego para avivarlo.

Todos estos accesorios componen lo que se conoce como juego de chimenea, aunque puedes encontrar los accesorios por separado en muchos establecimientos venden el juego completo.

Es importante tener en cuenta la longitud de estos accesorios para comprobar si van a servir para nuestra chimenea o no.

Chimecal - Instalación y mantenimiento de chimeneas - Blog - Accesorios para chimenea - Chimenea y leña con fuego - Accesorios chimeneaAccesorios que no debemos olvidar

Existen más utensilios que podemos utilizar en nuestra chimenea y que nos aportarán una mayor seguridad sin dejar de lado la estética.

Rejilla o morillo

Su función es la de sostener los troncos de leña que se usan para hacer la hoguera. Con esto conseguimos elevar unos centímetros la leña del suelo permitiendo así que el aire entre por debajo y facilitando la combustión. Con esto se reduce la cantidad de hollín que desprende el fuego y se conseguirá una menor contaminación al medio ambiente.

Salvachispas

Este elemento no se puede pasar por alto ya que al igual que la rejilla, también nos sirve como elemento de seguridad. Funciona como una barrera entre la chimenea y la estancia donde se encuentra ubicada, evitando que las posibles chispas salgan fuera de la chimenea. En el caso que el fuego esté apagado puede servir como elemento para cubrir y decorar el hueco vacío que queda.

Sin duda, tener un salvachispas previene de posibles accidentes en el hogar, daños en el mobiliario de la casa y evita que los más pequeños o las mascotas se acerquen demasiado al fuego.

Actualmente hay mucha variedad en el mercado, con diseños más especiales, diferentes formas y materiales, etc; por lo que, podemos adaptarlo al estilo que más nos guste o más combine con la estancia.

Existen alternativas a los salvachispas como el cristal vitrocerámico. Este tipo de producto hace que la chimenea se vea más moderna y aumenta su eficiencia.

Recipientes para almacenar la leña

Tener toda la leña dentro de la casa no es lo más estético y elegante, pero hay algunos accesorios, como las cestas para los troncos o los cubos de latón, que permiten almacenar pocas piezas y que quede estético al lado de la chimenea. Además, tener la leña al lado de la chimenea facilita añadirla al fuego cuando sea necesario.

Al igual que pasa con el salvachispas, hay muchos tipos de cestas, así que seguro encuentras alguno acorde con tus gustos y estilo de la casa.

Cuando vayas a elegir tu accesorio para almacenar la leña ten en cuenta la resistencia de la cesta para poder transportarla sin ningún problema.

Placa de chimenea

Por lo general estas placas están fabricadas en un material resistente, normalmente hierro fundido, y duro, se colocan al fondo de la chimenea para proteger la pared trasera.
También ayuda a proporcionar más calor a la casa llegando a aumentarlo en un 50%.

No olvides los productos para encender chimeneas

No podemos dejar los productos de encendido fuera de nuestra compra de accesorios para la chimenea.

Siempre viene bien tener a mano algunos productos que nos ayuden a encender el fuego más rápido y fácil. A la leña, a veces, le cuesta encenderse y estos productos ayudarán a que la hoguera tenga llamas más vivas y los troncos ardan antes.

Entre ellos podemos encontrar las pastillas de encendido, cerillas, líquidos de encendido, etc.

Todos estos productos artificiales para encender la chimenea se consumen bastante rápido por lo que tener un fuelle será de gran ayuda para mantener el fuego que han creado estos productos de encendido.

¿Qué más nos falta?

Los accesorios más importantes y conocidos ya lo hemos mencionado, pero existen otros que también resultan indispensables para el funcionamiento de la chimenea.

Es el caso de los tubos para la evacuación de humo, utilizados para eliminar el humo que se produce de la combustión de la leña o carbón.

Las caperuzas son unos pequeños objetos que van colocados en el tubo de evacuación de humo y ayudan a que el humo salga adecuadamente en caso de que haya viento.
Existen distintos tipos de caperuzas y cada una tiene una utilidad; tenemos caperuza casco romano, caperuza antiviento, caperuza antirrevoco, etc.

Ahora ya tienes todo lo necesario para encender un buen fuego en tu chimenea y tener tu casa calentita durante los días más fríos de invierno.

No olvides mantener tu chimenea revisada para que siempre esté perfecta y lista para ser usada. Si necesitas que revisemos tu chimenea no dudes en contactarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *