Pellets - 604x270

Una excelente forma de calentar su casa de forma económica

A lo largo de la historia, el ser humano ha quemado madera para conseguir calentarse. Desde simples fogatas u hogueras hasta elaboradas chimeneas, a la gente le entusiasma la idea de que un fuego de leña caliente su casa. Quizás sea por el sonido de las llamas, el olor a madera quemada o los estallidos y crepitaciones del fuego, pero el caso, se mire como se mire, es que la leña siempre ha tenido un lugar reservado en nuestros corazones.

Con los últimos avances tecnológicos en materia de calefacción, la combustión de la madera parecía haber perdido su lugar desde un punto de vista práctico quedando relegada a momentos meramente románticos. Sin embargo, y precisamente gracias a la tecnología, este antiguo método de calefacción está recuperando su fuerza gracias a una variante más moderna: la quema de pellets. Calentar la casa con una estufa de pellets es una excelente manera de crear un ambiente cálido en el hogar y ahorrar mucho dinero en años venideros. Si aún no usas este método, aquí hay algunas razones por las que deberías considerar el uso de calefacción de pellets para tu casa.

¿Qué son las estufas de pellets?

En realidad, las estufas de pellet son muy similares a las estufas tradicionales de leña, a diferencia del combustible. Una estufa de leña tradicional quema troncos partidos, mientras que una estufa de pellets utiliza miles de diminutos pellets como combustible. Estas estufas se mantienen encendidas durante todo el invierno y tienen perillas de control, permitiendo así regular la velocidad del ventilador y la velocidad de alimentación del pellet. Los pellets se colocan en un cargador, que generalmente se encuentra en la parte superior de la máquina, y se alimentan al fuego mediante un tipo de mecanismo similar a un sinfín. Con el fuego ardiendo, el ventilador soplará aire caliente fuera de su estufa directamente a tu hogar.

¿Qué me ofrece una estufa de pellets?

La quema de pellets tiene mucho que puede ofrecer al propietario de una casa como alternativa a otros tipos de calefacciones. Además de resultar un excelente y práctico método para calentar, una estufa de pellets puede ser una gran pieza estética en tu hogar.
Volviendo al aspecto práctico, la quema de pellets tiene muchos beneficios y aquí te presentamos algunos de ellos:

  • Facilidad de uso: Una estufa de pellets es fácil de cargar y muy fácil de mantener. La mayoría de las estufas emplean un par de bolsas de pellets al día, que son cargados en la máquina y se envían automáticamente a las llamas a través de un sinfín. Esto permite una quema suave y constante durante todo el día con una participación mínima.
  • Ayuda al medio ambiente. Las estufas certificadas cuentan con impresionantes calificaciones de eficiencia. Esto significa que una mayor parte de tu dinero se está convirtiendo en calor, ¡que es lo que se busca! Al quemar pellets, también se quema mucha menos sustancia química llamada creosota. La creosota se usa para tratar la madera y así evitar que se seque. Dado que los pellets que utilizamos se secan al principio del proceso de elaboración y se empaquetan bien, se usa mucha menos creosota en el proceso y, por consiguiente, se libera mucha menos.
  • Ahorro de dinero: No importa de qué manera lo mires, la quema de pellets saldrá más barata. La inversión inicial de una estufa de pellets puede parecer considerable pero la inversión a largo plazo te permitirá ahorrar dinero en los inviernos venideros. El coste de energía de funcionamiento de la máquina también es mínimo y no afectará su factura de electricidad.

¿Cómo puedo saber más sobre mi estufa?

Hay muchas cosas que puedes hacer para maximizar la eficiencia de tus estufas. Lo más importante a considerar es la ubicación. Cada modelo de estufa tiene una clasificación de eficiencia que te indicará los metros cuadrados aproximados que puede calentar ella sola. Por este motivo, es mejor instalar la estufa en una ubicación centrada de la vivienda, fomentando que el calor se distribuya uniformemente por toda la casa.

Aquí hay algunos consejos rápidos más para aprovechar al máximo su estufa este invierno:

  • Cierra las puertas de las habitaciones laterales de la casa cuando no estés. Esto te permite apagar la estufa mientras mantienes el calor en las áreas comunes de la vivienda.
  • ¡El calor sube! Una estufa de pellets colocada en la planta baja permitirá que el calor suba un piso, lo suficiente para calentar la planta superior. Agregar rejillas de ventilación entre los pisos es una excelente manera de calentar los niveles superiores.
  • Asegúrate de que tus ventanas están todas cerradas y que ninguna de ellas necesita reparación. Incluso las corrientes de aire pequeñas pueden significar un sobre esfuerzo para tu estufa, lo que se traduce, inevitablemente, en la quema de más dinero.
  • Limpia tus cenizas con regularidad. El exceso de ceniza puede sofocar el fuego, lo que significa energía y pellets desperdiciados. Se recomienda una pequeña limpieza al menos una vez a la semana y una limpieza a fondo al menos una vez al mes.
  • Asegúrate de utilizar pellets de alta calidad. Esto significa que no contengan corteza, papel añadido ni cartón. Los pellets de alta calidad brindan una mejor combustión y una mayor potencia calorífica.
  • Si no puedes encontrar una estufa de pellets que cubra los metros cuadrados de tu casa, busca dos estufas de pellets más pequeñas. Esto te permitirá cubrir una superficie más grande que con las estufas de uso doméstico más grandes del mercado. Dos estufas también significan que ambas funcionen con una potencia más baja, lo que implica menos pellets quemados.

Estas son solo algunas de las muchas buenas razones para pensar en usar una estufa de pellets este invierno. Si buscas más información sobre pellets de madera y estufas, no dudes en echar un vistazo a nuestra web y contactar con nuestros expertos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *